Juan Diego Martínez Menéndez

Licenciado en Psicología(itinerario curricular durante la carrera en clínica).

Nª de Colegiado: M-27693

Máster en Psicopatología y Salud.

Cursos de Postgrado en Psicopatología en la Infancia, Trastornos de Ansiedad, Trastornos Depresivos, etc..

 

 

 

Desde un paradigma fundamentalmente cognitivo conductual, intentamos ofrecer tratamientos basado en la evidencia (y que por tanto, han mostrado de manera empírica su validez), con el objetivo de tratar de solucionar con la mayor eficacia coste-beneficio posible, los diferentes tipos de trastornos con los que pueden estar aquejados nuestros pacientes. Nuestro sistema de trabajo requiere tanto de una alianza terapéutica adecuada entre psicólogo y paciente (con un clima de respeto, comprensión y empatía hacia el sufrimiento del mismo), como de una fuerte implicación por parte de la persona que requiere ayuda, pues a lo largo de la intervención las técnicas utilizadas en la consulta deben completarse con ensayos sucesivos y frecuentes en el periodo de tiempo intersesiones.

El objetivo de la Terapia es dotar al paciente de los recursos y habilidades personales necesarias para que sea él mismo quien pueda solucionar el problema que le aqueja actualmente y que, gracias a las estrategias aprendidas y habilidades adquiridas, pueda enfrentarse con mayores probabilidades de éxito a dicho problema en el futuro.

A la hora de llevar a cabo la intervención terapéutica, son muchas las técnicas a las que podemos recurrir para intentar resolver las patologías de los pacientes. Algunos ejemplos son:

  • Técnicas de control de la activación (control de la respiración, relajación progresiva de Jacobson, etc…).
  • Mindfulness o atención plena.
  • Desensibilización sistemática.
  • Técnicas de exposición (en imaginación, en vivo, autoexposición).
  • Técnicas operantes (programas de reforzamiento, moldeado, encadenamiento, desvanecimiento, reforzamiento negativo, extinción, tiempo fuera de reforzamiento, costo de respuesta, saciación, reforzamiento diferencial, sobrecorrección, economía de fichas y contratos conductuales.
  • Técnicas de autocontrol.
  • Técnicas de modelado.
  • Condicionamiento encubierto.
  • Entrenamiento en autoinstrucciones.
  • Terapia de solución de problemas.
  • Terapia racional emotivo-conductual y reestructuración cognitiva.
  • Terapia cognitiva de Beck.
  • Técnicas de control del estrés (afrontamiento e inoculación).
  • Detención del pensamiento e intención paradójica.
  • Entrenamiento en habilidades sociales.
  • Otras

En cuanto a las patologías tratadas, es aconsejable llamar y pedir cita, ya que la primera consulta (acogida y exposición del problema) es gratuita, y de este modo podemos valorar cada caso de una manera pormenorizada.

No obstante, a continuación exponemos un listado con los diferentes tipos de patologías que tratamos habitualmente.

Adultos:

  • Trastornos del estado de ánimo (trastorno depresivo mayor, distimia, trastornos bipolares, ciclotimia, etc…).
  • Trastornos de ansiedad (fobias específicas de tipo animal, ambiental, sangre-inyecciones-daño, situacional…; fobia social, trastorno de pánico con y sin agorafobia, trastorno obsesivo compulsivo, trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de estrés postraumático, etc…).
  • Trastornos somatomorfos (trastornos por dolor, hipocondría, etc…).
  • Trastornos sexuales debidos a problemas psicológicos (disfunción eréctil, anorgasmia, vaginismo, etc…).
  • Problemas de pareja.
  • Trastornos del sueño (insomnio).
  • Deshabituación tabáquica.
  • Síndrome de fatiga crónica.

Niñez y adolescencia:

  • Trastornos por déficit de atención y comportamiento perturbador (trastornos por déficit de atención con hiperactividad, trastorno negativista desafiante, etc…)
  • Trastornos de la eliminación (encopresis, y enuresis).
  • Niños malcomedores.
  • Trastornos del sueño (pesadillas, terrores nocturnos, etc…)
  • Trastornos de ansiedad (trastorno de ansiedad por separación, fobias específicas de tipo animal, ambiental, sangre-inyecciones-daño, situacional…; fobia social, trastorno de pánico con y sin agorafobia, trastorno obsesivo compulsivo, etc…).
  • Trastornos del estado de ánimo (trastorno depresivo mayor, distimia, etc…).